El jefe de un grupo narco de la ciudad santafesina contrató a dos sicarios a los que les pagó 30.000 pesos para concretar el homicidio de Lezcano, asesinada a tiros en su vivienda donde cumplía prisión domiciliaria por comercio de estupefacientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí